viernes, 3 de diciembre de 2010

Medifé y la barbarie

Medifé Mendoza
¿Por qué? Es una historia larga (y arranca así): Hace 10 años, cuando trabajaba en negro en Los Andes Online, quise afiliarme a OSDE, Medifé u OMINT. Ninguno me dejó porque tengo diabetes. Las telefonistas de esas empresas no sabían cómo responderme. “Soy monotributista, ¿igual no puedo?” era uno de los tantos peloteos que hacía en busca de una buena salida.

La prepaga me cayó encima al mes de trabajar en Diario Uno. Como todos entramos en blanco, para este tipo de empresas fuimos un buen bocado, porque igual se llevaban unos buenos mangos extras: la obra social por sueldo me cubría 160 pesos y el resto, para llegar a los 800 pesos de la cuota salía de mi bolsillo. “¿Por qué mi mujer figura con 40 años si ella tiene 34”, pregunté. “Es que por ser matrimonio la edad se ajusta al más grande de los dos, por lo tanto ella paga (más) como si tuviera 40 años”, me respondió el promotor de Medifé.

Yo me encargué de apagar la enorme sonrisa que traía el vendedor de Medifé cuando fue a vender su paquete en la flamante redacción de diariouno.com.ar, en abril de 2008: le dije que tengo diabetes. “Bueno, hagamos una cosa: vos te anotás y dentro de un año declará tu diabetes. Así se hace en estos casos”, me aconsejó. Dentro de todo el tipo me caía bien. “¿Si OSEP (que lo tenía gracias a mi mujer) me cubre lo más caro de la diabetes, que es la insulina y las tiras radiactivas para medir la glucemia (hoy estimo en más de 2.000 pesos al mes), qué objeciones puede ponerme Medifé?”. No. Igual me sugirió inscribirme y declarar mi enfermedad un año después.

Meses después, mi mujer empieza a padecer otosclerosis y le hace falta un audífono. Teníamos OSEP y Medifé. El primero puso 1.000 pesos y el segundo, 1.500, para ese dispositivo de 2.500 pesos. Pero quien puso las condiciones fue Medifé: nos obligó a escoger el audífono más barato y por ende, el más peor. Hoy ese audífono no funciona, gracias a los pocos mangos que quiso ahorrarse Medifé. Es que yo iba sacando las cuentas: pagaba por los dos entre 800 y 900 pesos al mes y ¿cuánto de esa suma gastábamos nosotros? En algunos meses ni siquiera fuimos al médico. Toda la guita para Medifé.

Llegamos al clímax de la obra. Presten atención.

equinoxio.org
A mediados de junio me dan de baja de Diario Uno. Por ley, la obra social tenía que durar hasta septiembre. Justo el primero de ese mes voy a reumatólogo, afectado por una reciente hernia de disco. La secretaria del médico, que atiende en la calle Perú de Ciudad, me informaba que Medifé me dio de baja. No pude atenderme y con el cuerpo dolorido fui a la oficina de 25 de Mayo y Espejo. Efectivamente, me confirman que me dieron de baja. “¿Por qué no me avisaron por teléfono con tiempo?”, les dije. Sin respuestas del otro lado. “¿Y ahora cómo sigue esto, si yo venía bien, con la cuota al día?” (y por dentro pensaba “a estos tipos les debe convenir porque son 900 pesos al mes”). La simpática chica de atención al público me hizo llenar un nuevo formulario de inscripción. “¿Por qué otra vez este papel, si ustedes ya tienen mis datos?”. No recuerdo qué me respondió, pero lo último que me dijo fue “cuando tengamos novedades nos comunicamos con usted por teléfono”. La llamada llegó un mes y medio después para decirme que “usted no fue admitido”. “¿Por mi diabetes?”. “No, en realidad es un tema multicausal y complejo, se analizan muchas cosas”. “Pero yo tengo capacidad económica para pagar esa cuota”. “No, no lo podemos admitir”. "Bueno, quiero que me lo exprese por escrito". "No podemos comunicárselo por escrito". "¿Por qué?" "Porque es política de la empresa no expresar por escrito los rechazos a los que quieren inscribirse". “¿Y qué hago con mi señora?”. “Que venga a la oficina y que llene la planilla de inscripción”.

Como dice este aviso, más que espectadores es más que
un curro
Graciela y yo fuimos a la oficina de 25 de Mayo y Espejo (en la imagen de arriba). La chica le hizo completar ese formulario, en el que tenía que detallar qué enfermedades padecía. Puso lo de la otosclerosis. Y al final la muchacha le preguntó cuándo había sido su última menstruación.  Ahí yo no entendí un pomo (luego mi mujer me aclaró que era para saber si estaba embarazada. Se entiende: una mujer que espera un bebé sale más caro). Esto último fue hace más de dos meses. Es decir, ella -pagándolo del bolsillo de su propio sueldo, tampoco fue admitida por Medifé.

Publicidad de Medifé en Salta
Hace poco me enteré de que un directivo de una prepaga decía que era imposible “para el sistema” admitir a enfermos crónicos. Intenté comprenderlo, pero no pude cuando vi el afiche luminoso de Medifé en las calles de Mendoza: la médica bella y rubia, el paciente lindo made in Chacras de Coria, el ejecutivo que representa a la iniciativa privada y al que llegó arriba por méritos propios, tras título universitario, máster y doctorado. Y sí, yo nunca era de prestarle atención a esos detalles, pero el mensaje me llegó.

bureaudesalud.com
Mi mujer, como buena trabajadora social, me dijo con gran sinceridad que la salud para ellos es un negocio. Y a mi se me ocurre comparar esta situación con la estructura del pecado al que se refiere la Doctrina Social de la Iglesia, cuando sostiene que se trata de formas corruptas en las que estamos acostumbrados a funcionar y que muchas veces ni nos damos cuenta. En este caso, con empresas que juegan con la salud y dejan de lado a los que más los necesitan, que son los enfermos crónicos y los mayores de edad. Las prepagas deberían ser exactamente al revés: poner el negocio en quienes más los necesitan. Pero creo que la solidaridad y el bien común no son en sí negocios rentables, ya que exigen que el dinero sea un medio para llegar a un fin y no el fin en sí. Y esto los da vuelta totalmente, porque de la cultura de la vida pasan a ser integrantes de la cultura de la muerte.

Gracias a que en las prepagas el dinero (que debería ser el medio) está por encima de la salud (el fin) es que son una estructura de pecado y barbarie en este país, a tal punto que discriminan a las mujeres que estando embarazadas quieren asociarse para que sus hijos lleguen bien al mundo..

5 comentarios:

gedeonoff dijo...

hola tocayo, lamentablemente, sí la salud es un negocio como tantas otras cosas... Don Dinero pone las reglas del juego la mayoría de las veces. En realdidad, las reglas del juegos están bsatante claras desde el vamos, estás hablando de medicina prepaga, no de obra social, no de un sistema solidario donde con los aportes de cada uno se solventan las necesidades del que lo requiera. Este tipo de empresas estan regladas, porque dan un servicio público habría que ver cuales son las pautas que no cumplen y cuáles tienen que reglar nuestros representantes. De todos modos siempre se puede consultar en asociaciones de defensa al consumidor (aunque suena feo decir que consumimos salud...
Mea culpa en cuanto a tu referencia a las publicidades de este tipo de empresas...

Anónimo dijo...

Leí tu nota y me sigo espantando a pesar de haber trabajado durante 25 años en Medicinas prepagas.
Quiero que sepas, que las leyes existen y está reglamentado qué pueden hacer y qué no pueden. Pero, "derecho que no se ejerce se pierde"
para tu caso, estás a tiempo de reclamar, cuando uno queda sin trabajo, tiene derecho a tener el plan PMO Plan Médico Obligatorio, durante 3 meses, sin pagar diferencia, que la prepaga te lo otorga con los aportes que recibe la O. social del Anses y son derivados por la O. Social que recibía los aportes cuando estabas trabajando, a la que desregulaste para que Medifé reciba ese aporte.
O si querés continuar con la cobertura del plan que tenías, Hacés el ingreso voluntario directamente y pagás la cuota completa a la prepaga. Si querés aprovechar los 3 meses sin pagar nada, tenés luego 30 días al finalizar el tiempo de PMO para ir a inscribirte, conservando la antiguedad y la cobertura sin carencias. Pasado ese plazo, es como si ingresaras de cero, tienen derecho a analizar el ingreso de acuerdo a tus preexistencias.
Pagues en seguida el plan que tenías o aproveches los 3 meses de cobertura de pMO y luego hagas el trámite como voluntario..... en ningún caso pueden rechazarte por las preexistencias....esto es por Ley.
Que tenés que hacer entonces? Hacé una nota explicando la situación, sacale 2 fotocopias y firmá a las 3 hojas en original, ponele el DNI, dirección y un teléfono. Acompañá con 3 juegos de fotocopias de todos los recibos de pago que tengas y los de sueldo, eso mostrará tu cobertura, llevá copia del telegrama de desvinculación. Andá a la defensa del consumidor y presentalo. Están en la Boulogne Sur Mer antes de cruzar el zanjón de Los ciruelos. En Mendoza este organismo es una maravilla como funciona. Todos los que allí trabajan, son gente comprometida. El trámite es gratis, ellos te notifican y en unos 40 días tendrás la audiencia. Y te darán el ingreso.
De paso, aprovecho a informar, que los tiempos de carencia o períodos de espera, son un invento de las prepagas. La gente cuando entra, si es obligatorio, o sea si deriva aportes, declara su salud y haya puesto o no la verdad no le pueden dar de baja por LEY Y NO TIENE CARENCIAS.
Si es voluntario, declara su salud, pueden darle de baja si se dan cuenta que falseaste antes de los 6 meses, después, diríase en mnedoza....agua y ajo! No te pueden dar de baja por preexistencias. Pero en ningún caso corresponden los tiempos de carencia o períodos de espera para utilizar las prestaciones que corresponden al plan médico Obligatorio. Sólo pueden aplicarlas, si te ofrecen en el plan por ejemplo....cirugía estética o prestaciones que no están comprendidas en el PMO
Asi es qué.....como decía, la Ley existe, pero las prepagas juegan con la ignorancia y la vagancia de la gente, que cree lo que le dicen o no tiene ganas de hacer reclamos como corresponde. Y cada tanto, alguno hace la denuncia, le arreglan a ese y se quedaron con todo lo de los que no reclamron!
Estás en tiempo de reclamo todavía!!!! Apurate!

De paso, te deben haber cobrado aumentos durante casi 2 años de cuotas no aprobados por el estado, llevate los recibos y reclamá que te devuelvan la plata. Figuraba bajo el ítem de ajuste administrativo o algo parecido....sabés cuánta plata embolsaron a nivel nacional???? Pensá, un 2 ó 3 % todos los meses a toda la cartera!!!!

Hasta que empezamos a hacer denuncias a la defensa varios y no sólo devolvieron el dinero, sino que no lo aplicaron más!
Suerte!!!!!

Anónimo dijo...

Leí tu nota y me sigo espantando a pesar de haber trabajado durante 25 años en Medicinas prepagas.
Quiero que sepas, que las leyes existen y está reglamentado qué pueden hacer y qué no pueden. Pero, "derecho que no se ejerce se pierde"
para tu caso, estás a tiempo de reclamar, cuando uno queda sin trabajo, tiene derecho a tener el plan PMO Plan Médico Obligatorio, durante 3 meses, sin pagar diferencia, que la prepaga te lo otorga con los aportes que recibe la O. social del Anses y son derivados por la O. Social que recibía los aportes cuando estabas trabajando, a la que desregulaste para que Medifé reciba ese aporte.
O si querés continuar con la cobertura del plan que tenías, Hacés el ingreso voluntario directamente y pagás la cuota completa a la prepaga. Si querés aprovechar los 3 meses sin pagar nada, tenés luego 30 días al finalizar el tiempo de PMO para ir a inscribirte, conservando la antiguedad y la cobertura sin carencias. Pasado ese plazo, es como si ingresaras de cero, tienen derecho a analizar el ingreso de acuerdo a tus preexistencias.
Pagues en seguida el plan que tenías o aproveches los 3 meses de cobertura de pMO y luego hagas el trámite como voluntario..... en ningún caso pueden rechazarte por las preexistencias....esto es por Ley.
Que tenés que hacer entonces? Hacé una nota explicando la situación, sacale 2 fotocopias y firmá a las 3 hojas en original, ponele el DNI, dirección y un teléfono. Acompañá con 3 juegos de fotocopias de todos los recibos de pago que tengas y los de sueldo, eso mostrará tu cobertura, llevá copia del telegrama de desvinculación. Andá a la defensa del consumidor y presentalo. Están en la Boulogne Sur Mer antes de cruzar el zanjón de Los ciruelos. En Mendoza este organismo es una maravilla como funciona. Todos los que allí trabajan, son gente comprometida. El trámite es gratis, ellos te notifican y en unos 40 días tendrás la audiencia. Y te darán el ingreso.
De paso, aprovecho a informar, que los tiempos de carencia o períodos de espera, son un invento de las prepagas. La gente cuando entra, si es obligatorio, o sea si deriva aportes, declara su salud y haya puesto o no la verdad no le pueden dar de baja por LEY Y NO TIENE CARENCIAS.
Si es voluntario, declara su salud, pueden darle de baja si se dan cuenta que falseaste antes de los 6 meses, después, diríase en mnedoza....agua y ajo! No te pueden dar de baja por preexistencias. Pero en ningún caso corresponden los tiempos de carencia o períodos de espera para utilizar las prestaciones que corresponden al plan médico Obligatorio. Sólo pueden aplicarlas, si te ofrecen en el plan por ejemplo....cirugía estética o prestaciones que no están comprendidas en el PMO
Asi es qué.....como decía, la Ley existe, pero las prepagas juegan con la ignorancia y la vagancia de la gente, que cree lo que le dicen o no tiene ganas de hacer reclamos como corresponde. Y cada tanto, alguno hace la denuncia, le arreglan a ese y se quedaron con todo lo de los que no reclamron!
Estás en tiempo de reclamo todavía!!!! Apurate!

De paso, te deben haber cobrado aumentos durante casi 2 años de cuotas no aprobados por el estado, llevate los recibos y reclamá que te devuelvan la plata. Figuraba bajo el ítem de ajuste administrativo o algo parecido....sabés cuánta plata embolsaron a nivel nacional???? Pensá, un 2 ó 3 % todos los meses a toda la cartera!!!!

Hasta que empezamos a hacer denuncias a la defensa varios y no sólo devolvieron el dinero, sino que no lo aplicaron más!
Suerte!!!!!

Carlos O. Martinez dijo...

En general todas apestan pero desde hace 1 año medife me da asco .. manocean , violan , discriminan lso derechos d emi hijo discapacitado.
Ni con un amparo logro q estos empleados jeracquicos tomen cordura y cumplan la ley.. son un desastere..

Anónimo dijo...

Lamentablemente son ininputables. me aumentaron la cuota mas de un 400% en 5 años y cuando fui con mi mujer que tiene una enfermedad cronica a que fuera atendida por su medico de cabecera me informaron que dieron de baja a mi plan en ese prestador.
Alguien tiene idea de como reclamar para saber si me cobraron de mas en estos años y de paso como forzarlos rapidamente a que mi mujer sea atendida por su medico de cabecera?
muchas gracias